FANDOM



No dejes que nada te detenga, ni siquiera la muerte.

Si te caes siete veces, levántate ocho.

Al menos… a mi me funciona.

Feng Yi

Hasta hace poco Feng Yi era una de los más prominentes miembros de Selene. Criada por las maestras de la orden de la luna, no tardó en granjearse un gran reconocimiento entre sus compañeras por su carácter extrovertido y alegre así como su gran talento en las artes marciales. Desdeñando abiertamente la labor de asesina, se especializó en trabajar como guardaespaldas, un trabajo para el que probó estar muy cualificada. Pronto fue bastante conocida en los círculos de la sociedades en la sombra, al servicio de organizaciones tan diferentes como Samael, Magus o Sol Negro.

Sin embargo su carrera, así como su vida, terminó de un modo trágico e inesperado.[1]

Historia

Cinco años atrás, Feng Yi y ocho hermanas de Selene fueron contratadas por el Arconte de Samael en Puerto Meidel, Phaion. Temiendo una inminente intervención de la Inquisición, el Arconte no reparó en nada para asegurarse de que todos los seres sobrenaturales a su cargo pudieran escapar hacia otras ciudades cercanas. Desgraciadamente, los Altos Inquisidores Azriel y Marchosias actuaron al unísono comandando una considerable cantidad de Inquisidores en el mismo momento en el que Puerto Meidel sufría un ataque de los Reyes Piratas. Entre el caos que prosiguió al conflicto, Feng atrajo la atención de varios Inquisidores tratando que unos niños Daimah escapasen sin problemas, más no contó con encontrarse cara a cara con el propio Marchosias. En mitad de una catedral en llamas, mientras todo se derrumbaba a su alrededor, Feng Yi trató inútilmente de enfrentarse al Alto Inquisidor. Pese a toda su habilidad, Marchosias la hizo retroceder poco a poco hasta la gran cruz de metal donde, con un único movimiento, la empaló con su espada.

Sin mediar una sola palabra, se marchó en silencio dejando el cuerpo sin vida de Feng en la cruz.

A la mañana siguiente, un grupo de Wissenschaft comandado por Reist Ebersbacher se adentró en lo que quedaba de la ciudad interesado por el resultado del conflicto y, cuál sería la grata sorpresa del investigador cuando descubrió un ligero aliento vital en la joven oriental. Conectándola de inmediato a un sistema de soporte vital, la llevó consigo hasta las instalaciones de Wissenschaft más cercanas y se ocupó de ella durante días. Las heridas eran tan profundas y el daño tan masivo que Ebersbacher se vio obligado a sustituir varios de los órganos internos y el sistema nervioso de la joven por implantes, pero al menos logró salvar su vida.

Cuando Feng despertó apenas pudo ocultar su alegría o, al menos, hasta que Ebersbacher le explicó la realidad de su situación. Desde ese momento en adelante su cuerpo requiere atención medica y tecnológica periódicamente, algo que solo Wissenschaft era capaz de proveerle. Por ello, tenía sólo dos opciones; o a partir de ese momento se ponía al servicio de la organización, o su vida llegaría a su fin en pocos meses. El investigador dejó la decisión en manos de la joven aunque, naturalmente, sabia cual seria su única salida.

A partir de entonce se ha convertido en un Aria de Wissenschaft al servicio directo de Reist Ebersbacher, quien la utiliza en todo tipo de misiones que no vayan en contra de los principios éticos o la moral de Feng. De momento no ha tenido problemas trabajando para Ebersbacher, pues está de acuerdo con todo lo que este le ha ordenado hasta la fecha e incluso ha encontrado amigos interesantes en la organización, si bien sabe que algún día se verá obligada a enfrentarse a sus antiguas compañeras. Teme ese instante por encima de todo, ya que ella misma no sabe cuál será su decisión final.

Recientemente Reis le ha ordenado movilizarse y tomar parte en una serie de misiones a gran escala en la que se cruzarán de un modo directo con la Inquisición. Feng espera la ocasión con ganas, pues cabe la posibilidad de volverse a encontrar en el campo de batalla con Azriel o,incluso mejor, con el mismo Marchosias.

Poderes y Habilidades

A nivel físico los implantes de Feng han incrementado sus habilidades, pero al mismo tiempo, limitan su tiempo de actuación. Durante cinco o diez minutos al día su velocidad y potencia se triplican, con la consecuente desventaja de que después tiene que descansar varias horas antes de poder volver a luchar. Mezclado con su estilo marcial le permite encadenar golpes a gran velocidad; en fracciones de segundo intercala varias técnicas que, de conectar, son capaces de despedazar a cualquier enemigo, sin importar lo resistente que sea.

Bibliografía

  1. Anima Tactics
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.