FANDOM



No te pongas en mi camino.

Yo tendré que matarte y tu tendrás que morir.

No será agradable para ninguno de los dos.

Kairos

Pocas personas se encuentran más acorraladas por sentimientos contradictorios que el Duk’zarist Karios Akerontes Zeros, el medio hermano del Ángel Caido Ophiel. Considerado por muchos como uno de los mejores agentes de la Organización, Kairos es una imprevisible fuerza a temer que se ha ganado un puesto de prestigio en Samael por derecho propio.

Apariencia

Kairos es un ejemplar de la raza Duk'zarist, considerados por algunos ocultistas como los seres más perfectos de la creación. De cabello y rostro pálidos, el exhaustivo entrenamiento marcial que Kairos ha seguido a lo largo de su vida lo ha dotado de unos músculos definidos y un porte atlético.

Personalidad

Kairos es un individuo lleno de contradicciones. Aunque antaño su actitud nada tenía que envidiarle a la de su hermano, el tiempo que pasó al lado del Ángel Caído Dinah ha hecho mella en su personalidad, llenándolo de dudas. Una parte de el sigue apoyando ciegamente los objetivos de Ophiel, mientras que otra cree sinceramente en el sueño de la Reina Blanca.

Historia

Hijo de la legendaria Supervisora Adelisia Akerontes, Karios tuvo una infancia difícil al perder a su madre a manos de la Inquisición y ver como su hermano desaparecía sin explicación alguna. Apenas un niño, quedó al cuidado de Samael en la lejana isla de Dafne, donde fue criado y adiestrado por su tía, la Arconte de la ciudad de Luciel. Como se esperaba de él, Kairos demostró tener el mismo talento para el combate y las artes sobrenaturales que había caracterizado a toda su estirpe y, al alcanzar la mayoría de edad, se le pidió que actuase como agente de la organización. Con poco o ningún interés por inmiscuirse en asuntos que no consideraba de su incumbencia, rechazó la proposición y pasó las siguientes décadas viajando sin descanso con la intención de hallar a su hermano, cuyo destino siempre le había turbado.

Incapaz de olvidar el horror vivido cuando perdió a su familia, en esa época Kairos contenía difícilmente su odio hacia la humanidad. Sin embargo, cuanto más tiempo pasaba oculto entre ellos, observándolos desde las sombras, más fascinado quedaba por los hombres. Pese a su corta existencia vivían al máximo cada día como si fuese el último y, aunque eran capaces de cometer terribles atrocidades, también tenían un infinito potencial. Esa secreta admiración hizo que Kairos se detestase a sí mismo, y empezó a dar rienda suelta a su furia de un modo autodestructivo. Finalmente, inició una espiral de acontecimientos que acabarían haciéndole caer en manos de la Inquisición. Antes de su ejecución, mientras aguardaba la muerte con inusitada calma, Kairos presenció cómo la oscuridad lo envolvía igual que la fatídica noche en la que un siglo atrás lo perdió todo. Y entonces, entre gritos de dolor y sufrimiento de los Inquisidores, Ophiel se manifestó ante él tendiéndole la mano.

Durante la siguiente década Kairos siguió a su hermano con verdadera dedicación. Dejó atrás su moral y escrúpulos, convirtiéndose en un instrumento de exterminio que limpiaba sus preocupaciones con sangre. En él ya no quedaba duda o pesar, sólo una fría determinación. No obstante, su concepción del mundo y todo en lo que creía hasta entonces cambió tras encontrarse con Dinah. Pese a que su hermano lo puso al servicio de la Ángel Caído para que descubriera sus debilidades, el tiempo que pasó con esta afectó profundamente a Kairos. Por más que quería negarlo, la tierna sonrisa de Dinah y su sueño le hicieron creer en algo que hasta entonces ni siquiera había pensado; que el mundo podía cambiar. A su lado encontró el objetivo del que su vida carecía, algo nuevo por lo que realmente merecía la pena luchar.

Ahora Kairos se enfrenta a un verdadero dilema moral que lo desgarra por dentro. Una parte de él quiere seguir el oscuro objetivo de su hermano, pero las palabras de Dinah también pesan fuertemente sobre él.

Y pronto, por más que trate de evitarlo, tendrá que escoger un lado en la batalla que está por llegar entre ambos.

Poderes y habilidades

Kairos es un depurado artista marcial entrenado en todos los secretos de Thanathos, el supremo estilo de combate de la etnia Duk’zarist. Es capaz de dominar el fuego a voluntad en combinación a la esencia vital de la tierra, lo que da a sus llamas un característico tono verdoso que todos sus contrincantes temen. Con un gesto es capaz de envolver en llamas lo que desee, ya sea creando descomunales explosiones de energía o rodeando por completo su cuerpo de fuego.

Bibliografía

  • Anima Tactics
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.