FANDOM


María, o La Titiritera como la conocen muchos, es el más temible de todos los agentes de la Iglesia, con la posible excepción de la Portadora. Con su sorprendente capacidad para controlar los restos de Memitim, vuelve a las fuerzas de la oscuridad contra sí mismas.

Apariencia

María posee un aspecto tétrico y terrorífico a pesar de su gran belleza. Viste completamente de negro y su piel es de un tono extremadamente pálido a causa del uso del cuerpo de Memitim.

Siempre se la ve acompañada por su "Marioneta", una enorme bestia con el aspecto de una Parca portando una gigantesca guadaña.

Personalidad

María posee un carácter extremadamente oscuro y está invadida por su resentimiento hacia la Portadora. No es una mala persona, y bajo ninguna circunstancia mataría a un inocente, pero tras haber sido preparada toda su vida para convertirse en la Portadora de la Calamidad, ver como ese poder era entregado a una niña sin ningún tipo de preparación la destrozó.

Sabe que utilizar el cuerpo de Memitim la está matando lentamente, pero le da igual. Ante todo ella deseaba ser una "Portadora", y gracias a esa temible bestia, puede seguir siendo útil para la iglesia.

Resiente enormemente a La Portadora por robarle a su criatura, así que ahora quiere hacer a Memitim un mejor monstruo que Ergo.[1]

Historia

Infancia

Des de su niñez María fue preparada para una sola cosa, convertirse en la siguiente Portadora de Calamidades. Todo su entrenamiento y educación fueron diseñados por la Iglesia para convertirla en la maestra perfecta del monstruo definitivo, hasta tal punto que toda su vida, y todo canto ella conocía, giraba alrededor de ese único objetivo.

Por eso toda su vida se vino abajo cuando años atrás, durante un ataque de Samael a la mismísima ciudad santa de Albídion, una joven sin ninguna clase de preparación se vio acorralada en la sala donde el libro de Ergo Mundus estaba sellado y accidentalmente realizó un pacto con el poderoso Mensajero.[1]

De repente María no era nada, le habían arrebatado su futuro, se había convertido en una de las personas más preparadas para su cometido sin una criatura oscura a la que atarse, era una Portadora sin su monstruo.

La Titiritera

Incapaz de aceptar su nueva situación, María decidió que era mejor morir que vivir sin un propósito. Accedió por su propia cuenta a una de las criaturas más poderosas que había logrado sellar la Iglesia, un ser atado al propio concepto de la muerte que había sido encerrado y despojado de sus poderes dado que resultaba imposible para la Iglesia o la Inquisición acabar con él.

María selló un pacto con esa abominación para poder utilizarla, y utilizó sus huesos para hacerse una enorme Marioneta que pudiese manipular en combate. Sin embargo Memitim sigue vivo, y a cambio de sus poderes devora años de vida de María cada vez que esta lo utiliza.[1]

Poderes y Habilidades

Gracias a su increíble preparación, María ahora es capaz de utilizar todas las capacidades del antiguo Mensajero cuando controla su cuerpo. Enfrentarse a María significa enfrentarse a la brutal fuerza de combate de Memitim blandiendo su enorme guadaña, pero lo peor es su capacidad de levantar los cuerpos de sus victimas para que luchen como su pequeño ejercito personal.[2]

Datos y Curiosidades

  • Gracias al poder de Memitim, actualmente María es la quinta Inquisidora más poderosa de la organización.[3]

Bibliografía

  1. 1,0 1,1 1,2 Animaladas 2018
  2. Anima Tactics
  3. Dicho por Light en el Discord
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.