FANDOM



A veces, siento lástima de todos esos inútiles que se esfuerzan por conseguir poder.

Nunca lo entenderán.

Cuanto trabajen, cuanto luchen, es completamente irrelevante. El verdadero poder se lleva en la sangre.

Matthew Gaul

Con sólo veintiún años, Matthew Gaul fue el Señor de la Guerra más joven de la historia, un puesto al que logró ascender gracias a un talento únicamente igualable a su ambición. En su camino destruía todo aquello que se le interpusiera usando cualquier método a su alcance, sin importar quién o qué fuera.[1]

Personalidad

Frío y maquinador, Gaul es una de las personas más temibles de Gaïa. Está dotado de un siniestro encanto personal que resulta verdaderamente fascinante. Aquellos que lo rodean le profesan verdadera admiración, y se acercan a él como polillas a una llama. Está claro para todo el mundo que el objetivo de Gaul es convertirse en Emperador. Sin embargo, más que el título en sí, Gaul es un hombre que persigue el poder. Ansía tener poder sobre todas las cosas, un poder absoluto y sin igual que le permita no volver a temer a nada ni nadie. Él no ve su ambición como algo oscuro; simplemente, cree que es la persona más apropiada para guiar el mundo y que el destino se lo ha puesto al alcance de la mano. Aunque es cauto y precavido por naturaleza, a menudo le encanta emprender acciones arriesgadas; simplemente, enfrentarse a sus miedos y superarlos es lo que le hace sentir que está realmente vivo.

Apariencia

En la actualidad, Matthew Gaul es un hombre de treinta y dos años. Como resulta habitual en la gente de Togarini, tiene la piel oscura y el pelo blanco. Su apariencia personal es impresionante, y siempre viste con colores muy oscuros y claros, haciéndose destacar allí por donde va.

Historia

Nacido en el seno de la pobreza y recibiendo continuos abusos desde niño, Gaul se obsesionó tempranamente con el poder y con superar sus miedos. A los nueve años empezó a viajar por todo el mundo, aprendiendo y desarrollando su increíble talento innato.Tras entrar en el ejército al cumplir los catorce, ascendió rápidamente hasta convertirse en el ayudante personal del Árbitro Imperial Gainum, a quien asesinó en cuanto tuvo la oportunidad para tomar su identidad. Irónicamente, bajo la máscara de Gainum su actuación fue mucho más eficiente que la del verdadero Árbitro. Cuando el anterior Señor de la Guerra del sur falleció, su nombre era ya tan conocido que el Emperador no tuvo la más mínima duda: se trataba de la persona apropiada para el puesto. Dado que nadie conocía la verdadera identidad del Árbitro, Gaul pudo revelarse como quien era, mas no sin antes acabar con todo aquel que lo hubiera conocido, incluida su familia.

Su trabajo como Señor de la Guerra fue notable, aunque su ambición hizo que, años antes de la llegada de Eljared, empezase a extender sutilmente su poder personal en los principados que supervisaba. Permaneció inactivo durante los ataques imperiales al sur, y aprovechó los acontecimientos de la Ruptura de los Cielos para poner en marcha sus planes, proclamándose Arconte Supremo de Togarini y fundando la Alianza.

Tras permanecer pasivo a la insurrección provocada por Eljared, y desoyendo las órdenes de atacar Bellafonte, aprovechó la muerte del Emperador y el periodo de caos que sobrevino para obtener el control absoluto de Togarini y convertirlo en su propio país. Tras negarse a reconocer a Elisabetta como su señora, empleó una rápida maniobra militar para acabar con el príncipe Jestin Thule y todos sus allegados. A continuación se proclamó Arconte del reino, un título de supremacía que desafiaba la tradición imperial, y fundó la Alianza Azur en oposición a Abel y todo lo que ahora representa.

Gaul se plantea seriamente que la mejor opción a seguir en estos momentos sería unificar primero toda la zona sur del continente, pero Lucrecio les cierra esa posibilidad. Aunque sus ejércitos son muy superiores y no le costaría demasiado someter al principado vecino, el antiguo Señor de la Guerra no es ningún estúpido y sabe que con Lucanor no se puede jugar a la ligera. En cierta manera, preferiría incluso enfrentarse a Abel; al menos, contra el Imperio sabe exactamente a lo que hace frente. Tampoco se siente muy predispuesto a aceptar al último de los Giovanni dentro de la Alianza (claro está, en el supuesto caso de que éste aceptase la invitación del Triunvirato). Aunque sin duda reforzaría enormemente el apoyo del pueblo y ganaría al mejor de los aliados, teme que las voces que claman por el regreso de la vieja dinastía imperial supusieran un importante revés para sus planes a largo plazo.

Poderes y Habilidades

M Gaul armored

M.Gaul armored, by Wen-M

No sólo ostenta unas inhumanas habilidades de combate, sino que también es dueño de monstruosos poderes mágicos. Al descubrir que tenía el Don, desarrolló estas capacidades gracias a una hechicera Duk ́zarist a la que liberó de la Inquisición. La sedujo y logró que le enseñara todos sus secretos, sólo para deshacerse de ella cuando esta no tuvo nada más que enseñarle. Pronto, buscó nuevos maestros con los que perfeccionar su arte. Después de convertirse en Señor de la Guerra descubrió el poder de las Logias Perdidas, y que por sus venas corría la sangre de Sólomon. Sus capacidades mágicas son tales porque, aunque él mismo lo ignora realmente, la Sangre Antigua que corre por sus venas es la más poderosas de cuantas existen, ya que por ella corre el mismísimo código de información de Andromalius y todos los conocimientos de este son transmitidos a sus descendientes a nivel espiritual muy vago. En más de un sentido, los poderes de Gaul no han hecho más que despertar, en lugar de ser aprendidos.

Las Logias de Andromalius

Además de sus ya de por si increíbles poderes, gracias a su sangre Gaul puede controlar las Logias personales del antiguo emperador de Solomon. Sus drones, Rómulo y Remo, fueron los primeros en detectarlo y cuando este alcanzo la adolescencia le llevaron las armas personales del emperador; el cetro Primum y la capa del emperador, Roma.[2]

Curiosidades

  • No desarrolló sus capacidades mágicas hasta después de convertirse en Señor de la guerra.[3]
  • Su arma es el Cetro Primum, una Logia de Sólomon de nivel Deus utilizada por el mismo Emperador Andromalius.
  • Utiliza las vías de Oscuridad y Destrucción.[3]
  • Gaul siente un terror visceral hacia las tormentas provocado por las nanomaquinas en su sangre (puesto que estas son vulnerables a la electricidad). Sin embargo se fuerza a llevar a cabo sus planes en mitad de tormentas para intentar enfrentar y subyugar sus miedos.[2]

Bibliografía

  1. Gaïa vol. 1: Más allá de los sueños
  2. 2,0 2,1 Dramatis Personae Vol. 2 (pg. 18-22)
  3. 3,0 3,1 Compilación del Foro Antiguo
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.