FANDOM


"Heredero de Ruinas" o "Soberano de los Traicionados " son algunos de los títulos por los que se conoce a Nérelas Ul Del Sylavanus, el Príncipe Caído.

Personalidad

Opuestamente a lo habitual en su pueblo, Nérelas se deja guiar por sus pasiones. Es un individuo de grandes contradicciones, capaz de amar tan intensamente como atroz es su rencor y su rabia. Lleva sobre sus espaldas el peso de muchas lamentaciones, así como un odio desgarrador hacia el hombre y todos aquellos que le traicionaron. Aun así, queda algo de luz en su naturaleza y no ha cruzado una línea infranqueable en sus acciones, pero sabe que cuando lo haga, ya no habrá vuelta atrás para él.

Historia

Antes de la caída de Sylvania era muy serio y disciplinado. Su padre nunca le puso las cosas fáciles; sabía que sobre aquel joven recaería la responsabilidad de levantar el imperio que antaño gobernara el mundo. Sólo su hermana pequeña Sylvia, con quien pasaba casi todo el tiempo, era capaz de arrancarle una sonrisa. Ahora, Nérelas se ha convertido en una figura oscura y melancólica, que no duda en recurrir a cualquier medida, por radical que sea, para alcanzar sus objetivos. Por encima de todo desea obtener un poder descomunal, una fuerza superior con la que pueda proteger a los suyos y vengarse de aquellos que lo destruyeron. Usando los conocimientos que obtuvo durante los Días del Despertar, buscó durante años la ubicación del Ojo de Dios, un descomunal artefacto de inigualable poder, y creyó haberlo encontrado en las profundidades de Bekent. A sabiendas de que no sería capaz de acceder a él y mucho menos de lograr una fuente de energía suficiente para hacerlo funcionar, no ha tratado de alcanzarlo por temor a revelar sus objetivos a los poderes en la sombra. Por ello ha entablado tratos con Kagami, el legendario agente renegado de Jurgand, para obtener una parte de su tecnología con la que controlar El Ojo. Sobra decir que no empezaron a buenas y que sus conversaciones no tienen desperdicio.

Nérelas está seguro de que Kagami lo traicionará, pero al fin y al cabo planea hacer lo mismo con su colaborador cuando haya obtenido loo que necesita de él. Si consigue el control sobre el artefacto piensa usar su poder para destruir en un instante la civilización del hombre, sumiéndolo todo en un caos de llamas, igual que antaño ocurriera con Sylvania. Sabe que, incluso con el poder que le conferirá El Ojo, una vez lo active será detenido por Imperium pocas horas después, aunque al menos habrá obtenido su venganza. Si finalmente será capaz de atreverse a llevarla a cabo o no, es algo que sólo el tiempo dirá.

Los Ángeles Caídos, señores de Samael, han estado buscándolo durante años para ofrecerle un puesto de prominencia entre ellos, pero siempre los ha rechazado. De hecho, no tiene el más mínimo interés por perseguir otros fines que los suyos propios. Sin duda, lo que más le duele es desconocer el paradero de su hermana. Por ella siente emociones muy enfrentadas y, aunque desea odiarla con todo su corazón, sus sentimientos aún le perturban. Desea encontrarla, pero al mismo tiempo teme ese momento, pues ignora lo que ocurrirá cuando finalmente lo haga.

Poderes y Habilidades

Nutrido por los dones de C'iel y su increíble talento innato, los poderes de Nérelas rozan la divinidad. Tanto sus capacidades mágicas como su habilidad para la lucha loo convierten en una verdadera fuerza de la naturaleza prácticamente imparable. 

Datos y Curiosidades

Nérelas y Sylvia

Nérelas y Sylvia

  • Sus vías principales son Luz y Fuego.
  • De "equipo especial" Nerelas tiene un Traje Ceremonial de Sylvanus y el Pilar de Almas Gilgamesh, también llamado "La vara del Dominador".
  • Tol Rauko conoce su existencia, pero no van abiertamente a por el, ya que el coste de dicha operación sería demasiado grande.
  • Conoce la existencia de los Infiernos, pero odia a los Sylvain de Khalis al considerar que les "abandonaron". Si por el fuera también los destruiría.

Enlaces externos

Dramatis personae

Wen yu li

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.