FANDOM



Tener Fe significa nunca estar solo tanto como saber perdonar.
Evangeline

Son raras las excepciones en las que la Iglesia considera a alguien lo suficientemente puro como para otorgarle el rango de Santo. No obstante, pocas veces ha existido una persona como Evangeline Matheus. Esta afable y sencilla joven posee increíbles poderes que la han convertido en un respetado agente del Consejo de Cardenales.[1]

Historia

Huérfana desde su más tierna infancia, Evangeline sobrevivió en Remo limpiando casas y trabajando el campo a cambio de algo de comida. Años más tarde fue encontrada por el padre Tobías, quien se encariño del buen corazón de la niña y decidió adoptarla. Aquel hombre, sacerdote y médico itinerante, no tardó en darse cuenta de que la pequeña poseía el Don de la magia y un talento natural para controlar sus energías. Pese a estar seguro de que no había maldad en Evangeline, Tobias temió que semejante poder podría llegar a corromper a la niña si esta no aprendía a usarlo correctamente. Por eso tomó la decisión de llevarla al Monasterio de Fay, donde Lydia Laboure, la mayor de las hechiceras santificadas por la Iglesia, la puso a su cargo. Aquel mismo día Evangeline cumplía once años.

En Fay la joven recibió un severo aprendizaje, pero también encontró a una nueva familia, pues Lydia cuidó de ella como si fuera su madre. Pronto, la experimentada Santa vio en Evangeline no sólo a una discípula, sino a alguien con un corazón y una fe ilimitada en el futuro. Satisfecha, presentó a la novicia ante el Consejo de Cardenales y abogó por ella para que se le diera la consideración de Santa.

Tras obtener dicho reconocimiento, Evangeline empezó a trabajar directamente en los altos círculos eclesiásticos, actuando como sanadora y consejera de temas sobrenaturales. Pronto se asoció directamente con miembros de la Inquisición y acompañó a Lydia como cuarta al mando de Nathaniel, el grupo de investigación sobrenatural al servicio de la Iglesia.

Por su condición amable y compasiva, Evangeline cree que la Iglesia ha cometido errores y algunos de sus preceptos pueden estar equivocados. Por ello, trata de cambiar las cosas desde el interior, persiguiendo una mayor aceptación hacia lo sobrenatural. En su cruzada ha encontrado inesperados aliados tanto entre otros Santos como en Inquisidores, e incluso ha logrado que algunos Cardenales mediten sobre sus palabras con interés.

Hace poco más de un año recibió el encargo de cuidar de la joven Astraega, así como de ayudarla a perfeccionar sus enormes poderes latentes. Pronto, entre ambas surgió una fuerte amistad y Evangeline ha pasado a considerar a la jovencita como una especie de divertida hermana menor. Entre ambas han sido capaces de obtener una gran sincronización, lo que les permite incrementar considerablemente sus capacidades mágicas cuando están juntas.

En estos momentos Evangeline y otros componentes de Nathaniel se han puesto al servicio de Santa Elienai y sus habilidades están siendo utilizadas para buscar indicios sobre los futuros peligros que amenacen la estabilidad del mundo.

Atraídos por las pistas dadas por Grim, la Orden de Nathaniel ha enviado a un grupo de investigadores liderados por Evangeline con el objetivo de destruir Megas Therion para impedir que su poder caiga en malas manos.[2]

Poderes y Habilidades

Evangeline posee escasas habilidades ofensivas, pero sus capacidades sobrenaturales son extremadamente poderosas como apoyo para sus compañeros. Tiene amplios conocimientos mágicos y un enorme repertorio de conjuros que le permiten desde crear armaduras de energía hasta curar heridas casi mortales.

Curiosidades

Bibliografía

  1. Anima Tactics
  2. Prometheus Exxet pg. 113
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.