FANDOM



Blancos neutralizados.

Objetivos de la misión cumplidos.

No hay nada más que añadir.

XII
Es bien poco lo que se sabe de XII, el reservado y solitario supervisor de los Cuervos de Wissenschaft. La mayoría de agentes de la organización no le conocen o ni tan siquiera le han visto; sólo es una sombra que se mueve entre las tinieblas del mundo. Aparece inexplicablemente en diferentes lugares de Gaïa y, del mismo modo, se desvanece sin dejar rastro alguno de su presencia. Hay quien dice que no es más que un fantasma, una leyenda encarnada cada vez por alguien diferente.

Pero existe.

XII es uno de los principales agentes del príncipe de Lucrecio y, pese al poco tiempo que lleva en activo, uno de los pilares que sustenta la actual estructura de poder de Wissenschaft. Al contrario que otros Cuervos de primer rango únicamente se le conoce por el número que se le fue asignado al entrar en la organización. Según los Arcanos del Tarot la duodécima carta es El Colgado, la representación del sacrificio y expiación, la encarnación de quienes lo han dado todo por aquello en lo que creen. Pero el Arcano también tiene una interpretación mucho más oscura; el sufrimiento y el martirio eterno. Los motivos por los que le fue otorgado ese número en concreto se desconocen, pero nadie duda de que Lucanor tuviese un motivo apropiado para ello.

Personalidad

Es solitario y silencioso; quizás es por eso que, las raras veces en las que dice algo, todos le escuchan. Se comporta de una manera fría y directa, tanto que su aparición inesperada siempre provoca el nerviosismo entre investigadores y Cuervos. Cuando no está enfrascado en una misión o dirigiendo operaciones se aparta de las ciudades y del bullicio, buscando lugares silenciosos donde nadie le moleste.

Historia

La identidad de XII antes de convertirse en lo que es hoy es un misterio. Nadie, salvo el propio príncipe de Lucrecio, sabe nada en absoluto de su vida anterior y, dado que ninguno de ellos jamás habla del pasado, es difícil que lo sepa alguien más. Sin embargo, no cabe duda de que el Cuervo sea completamente fiel a los principios de la organización y que debe al príncipe de Lucrecio una absoluta dedicación.

Aunque el resto de la cúpula de Wissenschaft lo ignora, XII es el más perfecto de todos los Cuervos creados hasta la fecha. Su nivel de sincronización se encuentra en el límite de un verdadero Procesado, pese a no sufrir ninguna de las consecuencias negativas que siempre conlleva el experimento. Incluso poseyendo un porcentaje de pureza cercano al diez por cien, su cuerpo no ha experimentado alteraciones físicas ni deformaciones; sólo ha adquirido puro poder.

Este hecho no es completamente fortuito, se debe a que Lucanor en persona decidió someterle al experimento de un modo diferente a los demás. Si bien todos y cada uno de los Cuervos de la organización son una obra de arte de la ingeniería genética sobrenatural, XII es algo más; es una obra maestra cincelada con tiempo y dedicación. Durante cinco largos años permaneció en animación suspendida, criogenizado en los laboratorios de Wissenschaft mientras poco a poco su sangre iba siendo sustituida por el oscuro fluido que da nacimiento a los procesados. Gracias a eso sus órganos pudieron adaptarse a la sustancia sin sufrir serias alteraciones. XII no fue el único con quien se probó ese método, pero sí el único que sobrevivió a él.

Desde que, hace menos de un año, Lucanor le pusiera a cargo del grueso principal de Cuervos de Wissenschaft, su labor ha sido magnífica. Aparece allí donde la organización lo necesite, ya sea para reforzar la seguridad de alguna de sus instalaciones o cerciorarse de que aquellos que amenacen los objetivos del Príncipe sean eliminados. También es el encargado de acabar con las posibles filtraciones de información y, si se diera el caso, con cualquier agente renegado. Actúa en solitario si bien, en los raros casos en los que considere que es necesaria una operación a gran escala, comanda a dos agentes más que ha elegido para formar el equipo de asalto de Wissenschaft. Su cometido actual es el de acompañar al Investigador Reist Ebersbacher y proveerle de todo el apoyo táctico que pueda necesitar para recuperar las Logias de Sólomon que persigue el Imperio y Azur, así como de poner a prueba las últimas armas desarrolladas por Wissenschaft. También tiene que vigilar en secreto las acciones de Ebersbacher y asegurarse de que, en ningún caso, se extralimite en sus funciones.

Por primera vez desde que renació en el mundo, XII mostrará su verdadero poder.

Poderes y Habilidades

XII posee capacidades dignas de su leyenda. Si su habilidad de combate ya es de por si inhumana, el Proceso no ha hecho más que multiplicar sus poderes hasta límites imposibles para un hombre mortal. Es tan rápido que al moverse desaparece de la vista de las personas normales e incluso individuos sobrehumanos lo distinguen como un borrón oscuro acercándose a ellos. Lucha utilizando dos armas tecnomágicas llamadas Nillium y Ether, un espadapistola y un revolver automático, que emplea como si formaran parte de él. Su inexplicable velocidad le permite combinar ataques físicos con disparos a largas distancias; corre siguiendo sus propios proyectiles sin dejar escape posible a sus enemigos. Sorprendentemente, su celeridad no es el único don que ha obtenido del Proceso; su cuerpo y su esencia son capaces de adaptarse en pocos segundos a cualquier contingencia o necesidad. Eso le permite resistir golpes que matarían a cualquier persona normal (ha sobrevivido incluso a impactos que han traspasado su corazón), o repeler efectos sobrenaturales del más alto nivel.

Datos y Curiosidades

  • XII es el lidera un grupo de asalto de Wissenschaft formado por Rayne, Hiro, Lorenzo y él mismo.
  • Hiro le llama el Ranger Negro.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.